Inicio Estatal Recomiendan a mujeres embarazadas acudir a control prenatal: IMSS

Recomiendan a mujeres embarazadas acudir a control prenatal: IMSS

0
Compartir

CHIHUAHUA.- Para evitar nacimientos prematuros, es decir, antes de las 36 semanas de gestación, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Delegación Chihuahua, recomienda a las mujeres embarazadas acudir a control prenatal; con ello se podrá detectar signos que indiquen riesgos y se conseguirá disminuir la probabilidad de que el alumbramiento se adelante.

Un embarazo se dice que llega a su término a partir de las 40 a 42 semanas, donde en la semana 28 de gestación el bebé se encuentra completamente formado, pero aún le hace falta crecer y madurar ciertos órganos.

El doctor Santos Rivera Félix, Jefe de Pediatría del Hospital General de Zona (HGZ) No. 6 del IMSS en Ciudad Juárez, explicó que un parto prematuro se considera cuando el embarazo no alcanza las 36 semanas de gestación y por ello requieren de ciertos cuidados especiales.

El nacimiento prematuro es la principal causa de mortalidad neonatal y morbilidad neurológica a corto y largo plazo, y este problema de salud tiene un costo económico y social considerable tanto para las familias como para las instituciones.

El especialista del Seguro Social indicó que cuanto más pequeño e inmaduro se da a luz, el recién nacido presenta más riesgos de enfermedades, por lo que es necesario extremar precauciones en su cuidado.

Tras un parto antes del tiempo normal, la expectativa de vida para el niño se va reduciendo; mientras más bajo sea su peso, las secuelas pueden ser de mayor severidad, como son ceguera, sordera, dependencia de oxígeno para respirar, problemas digestivos y/o retraso mental.

Detalló que un niño prematuro es llevado al área de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN), donde estará bajo vigilancia médica hasta que se estabilicen sus funciones vitales y pueda adaptarse al medio ambiente.

“Los problemas del bebé prematuro se centran en la dificultad para adaptarse al medio ambiente fuera del útero. Por su inmadurez y bajo peso, pueden tener dificultades en la regulación de la temperatura corporal y sus sistemas respiratorio, nervioso, digestivo, renal e inmunológico podrían estar comprometidos”, indicó.

Puntualizó que para no poner en riesgo la salud de los recién nacidos es importante el control prenatal, así como la preparación previa al embarazo, más aún si existen factores de riesgo como diabetes, hipertensión, pacientes renales, cardiópatas, entre otros.

Son muchos los factores que pueden ocasionar que el alumbramiento se adelante, más cuando se presentan pacientes con anemia, alimentación inadecuada, estrés, tabaquismo, alcoholismo, consumo de drogas o alguna otra toxicomanía.

De igual manera, destacó que las infecciones de las vías urinarias en las embarazadas, generan que el embarazo esté en riesgo u otras afectaciones que se presenten de manera espontánea; así como el embarazo gemelar o múltiple y mujeres con antecedentes de enfermedades crónico-degenerativas, como diabetes, hipertensión o cáncer tienen riesgo de presentar preeclampsia, lo que crea mayor vulnerabilidad al parto prematuro.

Estableció que para tener un correcto control prenatal, hay que acudir a tiempo dentro de las primeras 12 semanas de gestación, posterior a esto, se establece que como un mínimo la mujer debe acudir a cinco consultas de control prenatal.

Recordó que el médico familiar y el especialista en control prenatal hospitalario están capacitados para detectar embarazos de alto riesgo, “un recién nacido prematuro es producto de un embarazo de alto riesgo”.

Algunas recomendaciones que emite el IMSS para evitar nacimientos prematuros son planificar los embarazos, acudir a consulta en cuanto se confirme el embarazo, tomar ácido fólico antes del embarazo, ya que disminuye el riesgo de malformación en el bebé, acudir a las consultas de embarazo y estar atenta a cualquier dato de alarma como hinchazón de pies, manos y cara, dolor de cabeza o zumbido en oído, visión borrosa, salida de líquido o sangre por la vagina.

Asimismo,realizar exámenes de orina para detectar oportunamente infecciones y tomar el tratamiento adecuado para prevenir un parto prematuro.

Rivera Félix reiteró que para disminuir el número de nacimientos prematuros, lo importante es la prevención y capacitación del derechohabiente, siempre es importante que el embarazo sea planeado, para ello se debe acudir a consulta preconcepcional con su médico familiar en las Unidades de Medicina Familiar (UMF) que les corresponda.

Coméntanos