Inicio Menu El mesianismo que «salvó» a Javier Corral: Torre Fuerte

El mesianismo que «salvó» a Javier Corral: Torre Fuerte

0
Compartir

Juan Carlos Loera de la Rosa, tuvo la osadía de presentar a los pies del presidente de México al empresario Jorge Contreras Fornelli, señalado por opacidad y corrupción en los expedientes de la Auditoria Superior del Estado…

TORRE FUERTE

*El mesianismo que ‘salvó’ a Javier Corral

*Juan Carlos, y los neoliberales de Chihuahua

*Maru Campos, de ‘asesora’ en Parral 

*Caso Duarte: Desmiente EU a AMLO

*Fidel Villanueva se pitorrea de Corral

 

El mesianismo que ‘salvó’ a Corral /

De no haber sido por el mesianismo y ese ‘Don’ de la empatía que tiene el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador con los Ejércitos de la ‘4T’, el gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral Jurado, que tuvo que tragarse el harto repudio y rechazo de sus gobernados en el gimnasio de Bachilleres, hubiera sido bajado del pódium, lapidado y lanzado a la calle por la muchedumbre.

Pero la mano, con ese dejo, que algunos interpretan entre la diplomacia y la perversidad, de un político que desde hace buen tiempo se ha echado a la bolsa y ha capitalizado la inconformidad de los ciudadanos, ‘salvó’ al mandatario estatal, que tuvo que endurecer el rostro en el momento que tomó la palabra, y cuyo discurso de bienvenida al presidente Andrés Manuel, fue tan insulzo, como su gobierno en Chihuahua.

La visita presidencial que no aportó absolutamente nada a los problemas de la inseguridad en Ciudad Juárez, que ‘madereó’ a los empresarios, y que dejó de nuevo con un palmo de narices al grueso de la población civil -incluidos algunos de sus seguidores en la ‘4T’-, cosechó a cambio, los frutos, la popularidad de los programas sociales, y de paso, una aparente empatía y sumisión del gobernador de Chihuahua.

El mandatario estatal tendrá que colaborar con la ejecución de programas en obras, salud y educación, entre otros, porque será el gobierno federal quien decidirá cómo, cuánto y cuándo con la entrega de los vastos recursos proyectados en 2020.

El ‘repudiómetro’ en el Bachilleres del Parque Central exhibió al gobernador Javier Corral como el político chihuahuense más repudiado por la misma gente que es afín al nuevo gobierno identificado con el partido de Morena, que también abucheó, aunque que con menor fuerza al alcalde del gobierno independiente de Juárez, Armando Cabada Alvídrez y a los senadores, Cruz Pérez Cuéllar Gustavo Madero, que también se llevaron lo suyo en el escrutinio de la ‘sociedad’ que juzgó a la clase política frente al presidente de México, y que como lo apuntamos arriba, tuvo que salir al quite y rescatar a Javier Corral, a quien se le acabó todo ánimo y enjundia en su cortísimo discurso de bienvenida.

Previo a los eventos de la maquiladora BRP y del Gimnasio de Bachilleres, el gobernador de Chihuahua había recibido esa fina dosis de ironía del mandatario, que públicamente utilizó al alcalde de Juárez, Armando Cabada, para exhibir la ausencia y la falta de cooperación del mandatario estatal en las reuniones de seguridad nacional.

Los hechos previos, durante y posterior a la visita del presidente de México, con una sucesión de ejecuciones en una plaza comercial, donde fue acribillado a mansalva un atleta y medallista olímpico, estudiante de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez, y los asesinatos en el interior de dos bares, entre e éstos el ‘San Martin’, siguieron exhibiendo la falta de capacidad de los policías y mandos y la incongruencia entre el decir y el hacer de los tres niveles de gobierno.

La mentada y presumida coordinación del presidente Andrés Manuel López Obrador, fue una burla y un insulto a la inteligencia de los juarenses.

La faena política del presidente de México en su relación con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral -a quien ahora tiene maniatado-, tuvo su punto álgido en la mismísima casa del mandatario donde pernoctó y donde a la mañana siguiente, un video donde compartieron el desayuno y las horneadas ‘rayadas’ de Parral, con una connotación de doble sentido y hasta político, alguien podría pensar, por aquello de que el alcalde de aquella ciudad, Alfredo ‘El Caballo’ Lozoya, sigue cabalgando en la sucesión rumbo al 2021.

Empero esa presunción de ‘amistad’, y de relación y coordinación política, entre ambos, que tuiteó el mismísimo presidente Andrés Manuel López Obrador, quien dijo haber desayunado con el gobernador para tratar asuntos del “bienestar” y “felicidad” del pueblo, porque no solo de PAN vive el hombre, desnudó esa coraza que tienen los políticos para apuñalarse sin causarse aparente daño.

El presidente de México le sacó raja política a más no poder en la suigéneris relación con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral, el mismo personaje que un día habla bien del presidente y al día siguiente lo ataca, al igual que sus cercanos en la cúpula de poder político.

Pero algo, que solo ambos saben, se negoció en la casa del gobernador, y pronto se sabrá que acuerdo y decisión tomaron en corto sobre el presente y futuro del estado de Chihuahua. Algo que tuvo que dar a cambio el gobernador, además de la receta de piloncillo, harina integral, levadura y una pizca de sal de las ‘Rayadas’ de Parral.

 

Juan Carlos y los neoliberales de Chihuahua /

El ‘súperdelegado’ del gobierno federal, Juan Carlos Loera de la Rosa ya pactó con los ‘neoliberales’ de Chihuahua -ese grupo al que públicamente ha repudiado el presidente de México en todo el país-, y los hechos de la reciente visita presidencial, en la cual, el manejo, agenda e incluso la depuración de invitados fue dejada a la gente del gobernador Javier Corral, habla de ese maridaje entre ambos.

Ya Juan Carlos Loera no puede ocultar ese gusto y esa creciente relación de amistad ‘fifí’ y de intereses políticos, con la mismísima y poderosa secretaria de Economía, Alejandra de la Vega Arizpe, y los grupos afines al gobierno del repudiado gobernador de Chihuahua, que representan la Coparmex, Desarrollo Económico de Juárez (DEJ) y la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), donde da la impresión de que Loera de la Rosa busca –como si el gobernador fuera dejar sucesor-, el visto bueno del mandatario para las elecciones de 2021.

Por supuesto que tampoco están fuera de su foco, los grupos empresariales de Eloy VallinaEnrique Terrazas Torres y de Almeida, que representan entre otros, al empresariado más fuerte de la capital.

Loera quiere ser tomado en cuenta en la lista del gobernador de Chihuahua que tiene al senador Gustavo Madero y a los alcaldes independientes de Parral y Juárez, Alfredo ‘El Caballo’ Lozoya y Armando Cabada, en ese selecto grupo, del que podría salir el candidato del actual mandatario.

Los detractores de Juan Carlos Loera acusan el ‘denodado’ entreguismo con el que se mueve desde hace semanas con la gente del sector privado y de quienes comulgan con la política de los panistas de Javier Corral, confiado en el poder que le da el manejo y coordinación de los programas sociales al lado de la subsecretaria del Bienestar Social, la exdiputada federal, Ariadna Montiel Reyes, y donde da por hecho que tiene al alcance de la mano, la candidatura al gobierno de Chihuahua.

Ese ‘romanticismo’ de Loera de la Rosa con los ‘fifis’ y neoliberales del gobierno de Javier Corral sin embargo está sacándole ronchas a mucha gente de las bases de morena, que empiezan a ver con preocupación ese maridaje político y social entre Juan Carlos, Javier Corral y Alejandra de la Vega que es cabeza de los empresarios afines al mandatario estatal.

En el extremo de los acontecimientos y el mover e influencia del ‘súperdelegado’ de Chihuahua, Juan Carlos Loera de la Rosa, tuvo la osadía de presentar a los pies del presidente de México (fotografía arriba) al controvertido empresario Jorge Contreras Fornelli, señalado en los expedientes de la Auditoria Superior del Estado (ASE) bajo la sombra de opacidad y corrupción, en irregularidades que presumen y superan los 400 millones de pesos.

Nadie mejor que su compañera de Morena, la actual sindica del gobierno municipal, Leticia Ortega y su jefe de comunicación social, Pedro Torres, ambos diputados en la sexagésima quinta legislatura en la administración de gobierno de Javier Corral, le pueden contar de las luchas que libraron para exigir que el gobierno hiciera justicia en el caso de la corrupción del Fideicomiso para la Competitividad y Seguridad Ciudadana (Ficosec).

Pero como ahora Juan Carlos Loera es ‘amiguis’ y se habla de tu con Alejandra de la Vega, el hombre del presidente en Chihuahua se ha dejado engatusar, y hasta se atrevió a presentarle al presidente al señalado hombre de los expedientes de la corrupción en Ficosec.

En esos niveles anda la nueva relación y camada del representante del presidente de México en Chihuahua.

Pero hay más. En el evento celebrado en la maquiladora BRP, Alejandra de la Vega dejó abajo al presidente de INDEX, Pedro Chavira, y subió a cambio al presidium a Héctor Gutiérrez, director ejecutivo de Souhtwest Maquila Asociation (SMA), y en la depuración dejó también fuera a varios empresarios que estaban en la lista como invitados, para darles preferencia únicamente a sus amigos en el gobierno del Nuevo Amanecer.

Por cierto, quien se pudo colar y quedarse allí en primera fila, porque fue de los primeros en llegar fue el empresario Manuel Sotelo Suarez, y solo había que ver las caras y gestos de Alejandra y de sus amigos, por la ‘incomoda’ presencia de Sotelo que durante los últimos meses, le ha hecho la vida de cuadritos al gobernador y a su gente.

Así pues la nueva relación y cuerda del morenista Juan Carlos Loera con los ‘neoliberales’ en el poder de Chihuahua, y ni hablar.

Loera va por el apoyo de ellos en la sucesión de Chihuahua 2021, y habrá que esperar que dice gente de la base del partido político de Andrés Manuel López Obrador.

Juan Carlos trae todas las canicas en una sola bolsa, y a ver si no se le rompe.

 

Maru Campos, de ‘asesora’ en Parral /

La alcaldesa de la capital, María Eugenia Campos, a la que la clase política ve ya sin posibilidades de contender tras el descalabro y oposición de la gente al proyecto de ‘Iluminemos Chihuahua’, anduvo por las tierras de Alfredo ‘El Caballo’ Lozoya, dando asesorías en seguridad pública.

Ya los detractores salieron a decir que Maru Campos no resuelve los problemas de casa en Chihuahua, pero se deja llevar por la gente del sector empresarial y del comercio que comulga con el gobierno panista –no los panistas de Javier Corral-, para hacerla de ‘asesora’ en materia de seguridad y en problemas tan sentidos como el combate al narcomenudeo.

Después de todo, en el fondo, la alcaldesa de Chihuahua, trae el puñal clavado por el ‘Caballo’ Lozoya, que fue uno de los artífices de la derrota política en el reciente plebiscito, y su visita a Parral, se interpreta también como una especie de vendetta para pegarle a las posibilidades políticas del alcalde de la llamada ‘capital del mundo’.

Oficialmente el sector empresarial, en el que participan Coparmex, Canaco y Canacintra convocó a la alcaldesa de Chihuahua al Casino, donde hubo una encerrona privada, y donde seguramente, hubo otros temas, más allá de la preocupación de los empresarios por la inseguridad.

Maru Campos dijo sentirse orgullosa de brindar asesoría al municipio de Parral y promueve la plataforma “Escudo Chihuahua”.

“Me han comentado que aquí hace falta más atención en el tema de la seguridad pública. Por eso es bueno venir y saber qué es lo que hace falta en esa materia con los nuevos sectores”, dijo la presidenta panista de Chihuahua capital.

 

Caso Duarte: Desmiente EU a AMLO /

De la mano de su corresponsal en Washington, Jesús Esquivel, Proceso desmintió –vía gobierno de los Estados Unidos- al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, que hace apenas unos días, con motivo de su visita a Chihuahua, había asegurado públicamente que la extradición del gobernador priista César Duarte Jáquez era un hecho.

Pero la realidad es distinta. El gobierno del presiente Donald Trump afirmó que no ha autorizado ni ordenado el arresto con fines de extradición del político chihuahuense. Y los datos obtenidos por Esquivel tienen como fuente el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Lo único nuevo es la solicitud de extradición que fue hecha por parte del gobierno mexicano (Embajada) a su homólogo estadounidense con fecha del pasado 30 de diciembre y está evaluándose para ser procesada.

Pero la extradición no está autorizada, porque ningún Juez ha dado la orden de captura del exgobernador mexicano para ese fin, escribió el corresponsal de la influyente agencia informativa de México.

Empero el pasado viernes 10 de enero, durante su gira por Ciudad Juárez,  presidente de México, presumió en la conferencia de prensa mañanera, que ya tenía la garantía del gobierno de los Estados Unidos de que Duarte seria extraditado.

“El gobierno de Estados Unidos, a través del Departamento de Estado, notifico que procedía el trámite que está llevando a cabo”, dijo.

Y al menos hasta las 21 horas del pasado viernes, y de acuerdo con un par de funcionarios mexicanos que fueron consultados por Proceso, no había ninguna notificación de que el exmandatario priista iba ser capturado para ser eventualmente enviado a México.

“Es posible que el presidente se haya confundido. Lo que se hizo fue presentar una nueva solicitud de extradición (la número 12) mejor fundamentada y revisada que las 11 anteriores”, explico al periodista una de las fuentes mexicanas.

El caso de César Duarte es emblema de la corrupción e impunidad que impero en el sexenio del expresidente Enrique Peña Nieto, cuyo gobierno, aunque presento al de Estados Unidos, once pedidos de extradición, no hizo nada para conseguirla.

Sobrevive pues Duarte en el extranjero y bajo la sombra de que es ya, desde hace poco más de un año, testigo protegido del gobierno norteamericano.

 

Fidel Villanueva se pitorrea de Corral /

El líder de la organización de Anapromex, que se asume como defensora de los tenedores de automóviles ‘chocolate’ en Chihuahua, detenido con una orden de aprehensión por la presunta participación y autoría intelectual en la quema de un vehículo frente a la Fiscalía, anda que salta de gusto por la libertad obtenida y por su relación de amistad con el presidente de México.

Carajos, Fidel Villanueva se dio el gustazo de saludar y entrevistarse con Andrés Manuel López Obrador en su gira por Ciudad Juárez, después de que un Juez le autorizo llevar su proceso en libertad.

La defensa de Fidel Villanueva, asegura que la Fiscalía carece de pruebas sólidas para demostrar cualquier relación con su cliente y la presunción de que este ordeno quemar un vehículo como medio de protesta en la vía pública.

Ya el Ministerio Publico pidió dos meses para el cierre de la investigación complementaria, pero por lo pronto Fidel, de nueva cuenta libre, cual pájaro, se pitorrea del gobierno de Javier Corral y de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua.

Para coraje de sus detractores, el líder de esa agrupación se dio el lujo de platicar y plantearle la bronca de los carros irregulares en territorio nacional al presidente de México, a quien le dijo que se ha trabajado con los senadores Ricardo Monreal y Ricardo Velázquez, ambos de Morena para encontrarle una solución al problema de los cinco millones de ‘chuecos’ que circulan por las calles del país.

Comentarios: [email protected]

Coméntanos