Inicio Menu Estertores de Guerra: Torre Fuerte

Estertores de Guerra: Torre Fuerte

0
Compartir

Estertores de Guerra /

Prepárese que viene una nueva guerra a Juárez. Y ya se escuchan los estertores, en medio de una profunda crisis política y social que en la coyuntura de la transición gubernamental acosa a México y muy particularmente al estado de Chihuahua, donde el gobernador Javier Corral Jurado, ha optado elegir la frivolidad y sus intereses muy personales, en lugar de gobernar y poner mano dura sobre la delincuencia.

El caso de la tragedia de la familia LeBaron en La Mora -que no exime de responsabilidad del gobernador de Chihuahua, a pesar de que los hechos ocurrieron en Sonora-, es mera coyuntura de la profunda crisis gubernamental y ausencia de poder, que pone al mandatario estatal con un pie en el estribo de Palacio.

Las muestras de repudio a su gobierno en el estado de Chihuahua son cada día más evidentes, dentro y fuera de las redes sociales.

La imparable estela de ejecuciones y muertes, y la quema de varios camiones durante la jornada de ayer en la frontera, que ha sido punto ‘clave’ para la disputa de territorios entre los cárteles de la droga, es una señal inequívoca de que ha llegado una nueva guerra y la oportunidad propicia para que el gobierno del presidente Donald Trump apunte la posibilidad de una histórica e inédita intervención militar en México, tal y como ayer lo sugirió The Wall Street Jorunal: “Si México no puede con los cárteles, no se debe descartar una intervención militar”.

Es decir entonces, que con ellos (los ‘milicos’ gringos) o sin ellos, habrá una nueva y fraticida batalla en las calles de Ciudad Juárez, y las armas, inteligencia y los hombres de las organizaciones criminales ya están allí, en algún punto de esta ‘heroica’ Ciudad Juárez, que ha sido epicentro histórico del crimen y de la guerra desde los tiempos de la Revolución.

Sinaloa, Chihuahua y Sonora, coincidentemente bajo la tutela de la oposición política al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, de entidades que son gobernadas por el PRI y el PAN, conforman un bloque de gobiernos que ya empezaron a provocarle una seria crisis política al líder de la 4T y que lo hacen a través de las fuerzas fácticas del crimen organizado.

Que Michoacán y otras entidades del centro y sureste del país libren sus propias guerras, es distinto a lo que ocurre en tres estados que históricamente han estado ‘alineados’ a la delincuencia y al crimen.

En Ciudad Juárez se vivió aquella refriega que inició con los primeros estertores tras la detención del ex jefe de la policía municipal, Saulo Reyes Gamboa, quien presuntamente había decidido ‘entregarse’ a las autoridades estadounidenses con un cargamento de droga, la ‘llave’ que provocó la lucha entre los cárteles de Sinaloa y Juárez.

Y si  la memoria no me falla, fueron alrededor de 10 mil los muertos que ‘aportó’ Juárez en aquella batalla que convoco a la intervención del ejército y las policías del ex presidente Felipe Calderón Hinojosa, para hacer frente a los grupos de la delincuencia.

Y hoy es Ciudad Juárez nuevamente, como si esta urbe estuviera destinada a la maldición, un ‘caldo de cultivo’ perfecto para que la historia se repita. Y quizás el nuevo elemento en la estrategia de las guerras entre los gobiernos, sea únicamente los miles de inmigrantes centroamericanos que por alguna razón, siguen ‘atorados’,

La bronca viene gruesa y en serio para el gobierno de Javier Corral, que decidió ‘patear’ el bono democrático que le otorgaron los chihuahuenses durante la campaña política.

Hasta ahora el panista no ha logrado cumplir su promesa de detener y hacer traer al ex gobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez y tiene ya los ‘fierros sobre la lumbre’.

Javier Corral  no pudo con el paquete del ejercicio de gobierno y tiene que irse.

El gobernador de Chihuahua tiene varios enemigos, y éstos han decidido jugarse las últimas cartas para buscar en esa coyuntura del crimen y de la incapacidad de su gobierno para enfrentar a los grupos y cárteles, la renuncia del mandatario panista.

Hablar de César Duarte, Manlio Fabio BeltronesEmilio Gamboa Patrón, Felipe Calderón, Vicente Fox y otros insignes personajes de la política en México, que conocen a fondo los ‘sótanos’ del poder y que tienen aliados en el extranjero y aliados en el Ejército es mera elucubración de Torre Fuerte.

Los signos de la nueva guerra están allí. Y usted quizá pueda verlos…

 

“Si no pueden, que renuncien” /

Por lo pronto quienes le atizaron en serio al gobernador Javier Corral en el Congreso de Chihuahua fueron los diputados de la oposición política.

Omar Bazán y su nueva ‘aliada’ en el grupo parlamentario del PRI, Marisela Sáenz Moriel, pidieron que el gobernador, si no puede con el cargo, que renuncie.

Todos los diputados de la oposición, incluidos los del partido de Morena, segunda fuerza mayoritaria en el Congreso, hicieron leña del árbol caído en el caso de la tragedia ocurrida a la familia LeBaron y exigieron una investigación a fondo de los gobiernos por el caso del ataque en La Mora en el estado de Sonora.

La ‘mano’ del diputado priista, Omar Bazán Flores, amigo y socio del ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones -a quien desde hace varios meses el gobernador de Chihuahua retó en el asunto del presunto desfalco y desvío de recursos del gobierno a favor del PRI-, se hizo sentir desde las primeras horas de ayer cuando exigió en Ciudad Juárez resultados en materia de seguridad al gobernador Javier Corral.

“Y si no pueden, que renuncien”, dijo el diputado al señalar la “ausencia de gobierno” y el “vacío de poder”, de u  gobernador que ha dedicado mayor interés a la frivolidad de sus actividades deportivas: tenis, golf y carreras

El reclamo del diputado priísta por supuesto tiene sesgos de vendetta y la factura de esa ‘solicitud’ de resultados va con copia para el Fiscal General del Estado, César Augusto Peniche Espejel.

Por su parte la diputada del desaparecido Partido Encuentro Social (PES), Marisela Sáenz puso el dedo sobre la llaga.

Expresó que la masacre y el “atroz”y  “cobarde” asesinato de los integrantes de la familia LeBaron es consecuencia de un sistema de seguridad fallido, y dijo que si quieren que las cosas cambien en Chihuahua, “ya saben a quién correr por ineficientes y huevones”, dijo la legisladora en el posicionamiento a nombre del grupo parlamentario del PRI en la sexagésima sexta legislatura.

La diputada repudió los hechos sucedidos en La Mora, en los “repudiables actos cometidos por gente sin escrúpulos y sin el más mínimo sentido de respeto a la vida”.

Duele saber cuántos niños, adolescentes y jóvenes, y con cuántas vidas más se pagarán las consecuencias de un sistema de seguridad fallido, dijo Marisela Sáenz.

 

“Ya estamos hasta la chingada” /

También el alcalde independiente de Parral, Alfredo ‘El Caballo’ Lozoya, condenó y lamentó el ataque de los criminales, señalando que es muy lamentable ver como mujeres  y niños son asesinados.

“No podemos acostumbrarnos a vivir en el flagelo de la violencia”.

‘El Caballo’ Lozoya, aspirante en la sucesión a la gubernatura en 2021, dijo que la pacificación de este país tiene que venir de parte de los municipios que juegan un papel muy importante. Inconcebible lo que sucede en México, dijo el edil.

El munícipe independiente de Parral expresó que no puede tolerarse más este tipo de actos y exhorto a gobernar. Recordó que la frase del activista Javier Sicilia, que alguna vez dijo que ya estábamos hasta la madre, se ha quedado corta.

Creo que en este momento, todos, dijo el presidente de Parral, “ya estamos hasta la chingada”.

 

‘Oscuros’ intereses en Samalayuca /

Ahora que Samalayuca, el viejo y olvidado pueblo seccional que por décadas ha sido víctima del abandono y negligencia de los gobiernos, ha visto una pequeña luz al final del túnel, y se prepara al arribo del nuevo desarrollo, ‘oscuros’ intereses empiezan a generar oposición y boicot a la empresa ‘Samalayuca Cobre S.A de C.V.’

Las voces de oposición que han surgido en relación con la instalación de la Mina La Gloria y la inversión canadiense, son las mismas voces ‘temporaleras’ que aparecen únicamente en los momentos de coyuntura de las decisiones que tienen que ver con Samalayuca, aunque no necesariamente con las verdaderas y urgentes necesidades que tienen los habitantes que demandan una mejor condición de vida.

El presidente seccional de Samalayuca, Javier Meléndez, un activista social y político identificado con la izquierda desde hace poco más de 25 años, ha sido cruelmente satanizado por los grupos ambientalistas, ecologistas y de oposición al desarrollo de la zona.

Y a pesar de que se han desmitificado con documentos y pruebas que dan certeza y seguridad, los señalamientos y díceres, de que la Mina atiende a un proyecto que provocará  las grandes calamidades ambientales y seguramente hasta el apocalipsis ecológico de la zona norte, la condena sobre el caso de Samalayuca parece atender más a intereses ‘oscuros’ de gente que se opone al desarrollo del poblado al sur de Ciudad Juárez.

La Mina La Gloria es un proyecto que cumple con los requisitos y las condiciones que exige el gobierno y las diferentes dependencias que dan la anuencia a su operación en el país, pero la ‘mano que mueve la cuna’ está justo detrás de los grupos que promueven su oposición y rechazo en aras de la salud ambiental en la zona.

Y que ironía, porque ahora que el inicio del verdadero desarrollo está, literalmente, a la vuelta de la esquina, han aparecido los agoreros del desastre ecológico y los mismos grupos que parecieran condenados a cumplir con una consigna de intereses ‘oscuros’ y muy distintos a la luz que ahora demandan observar los habitantes de la zona.

Es cierto que hay oposición legítima de algunos de los habitantes y hasta comerciantes, pero es más el ‘ruido’ que promueven algunos grupos opositores, que el verdadero interés en ayudar y sacar de la postración al olvidado pueblo en medio del desierto.

El beneficio directo será para los ejidatarios y también para los comuneros de la zona.

Ya lo dijo recientemente el colega Raúl Ruiz, “la dificultad que enfrentan, no estriba en el cumplimiento de tales requisitos, sino en el embate de las fuerzas adversas al proyecto, que se agolpan contra los ejidatarios del  Ojo de la Casa”.

Hay una animadversión sistemática e inentendible a un proyecto minero que definitivamente tendrá que ser ‘socializado’.

En pocas palabras, muchas mentiras y una oposición férrea y ‘ciega’ a una inversión coyuntural en beneficio de los habitantes y del desarrollo de Samalayuca.

¿Qué hijo podría oponerse a su padre que le da de comer?…

 

El regreso de viejos priístas /

El Partido Revolucionario Institucional oficializó que se tomará  la protesta a poco más de 200 integrantes que forman parte del Consejo Político Municipal el próximo día 24 de noviembre.

Pero la gran incógnita sigue siendo el regreso de los priistas de ‘alcurnia’ y de esa clase política de pedigree que jamás se imaginó estar fuera del poder político durante el sexenio del exgobernador de Chihuahua, César Duarte Jáquez.

Es decir, el clan de los Duarte liderados por el exdiputado federal Nacho Duarte, los expresidentes municipales que tienen silla asegurada en el consejo, y donde surge la morbosidad por el posible regreso de los exalcaldes Teto Murguía y Enrique Serrano, la pléyade de diputados federales y locales que tuvieron gracias al PRI, cargos en San Lázaro y en el Senado, donde los nombres de la ex diputada federal, Adriana Terrazas y la ex senadora Lilia Merodio Reza, sólo por mencionar algunos, son el sinónimo de un poder concentrado que podría estar de regreso en ese partido político que fue vapuleado en las elecciones recientes de 2016 y 2018.

La figura política del delegado del CEN del PRI, Fernando Moreno Peña, a quien no quieren muchos de esos priistas que siguen escondidos entre las ‘sombras’ y las ausencias, es indiscutiblemente el caso más emblemático de los problemas que enfrenta el otrora partidazo.

Oscar Nieto Omar Bazán, directivos del PRI hacen la apuesta por la construcción de un nuevo PRI con algunos viejos rostros entre los expresidentes municipales y los expresidentes del partido.

Ayer por cierto dos viejos priístas tuvieron asiento en la conferencia mañanera de Bazán en Juárez.

El primero es Ernesto Mendoza Viveros, ex director de Obras Públicas en el gobierno del extinto alcalde Jesús Macías Delgado y también ex presidente de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) en el gobierno de Reyes Baeza, y el segundo es el ‘chato’ José Lorenzo González Lechuga, el mismo personaje que el 6 de agosto de 2016, decidió tronar con el PRI por culpa del ex gobernador de Colima, Fernando Moreno.

Pidió la “suspensión de sus derechos de militante priista” y le atribuyo la culpa al entonces delegado del CEN del PRI. Y ayer el ‘chato’ González Lechuga regresó como el ‘hijo prodigo’.

El ingeniero Mendoza Viveros se asume entre una minoría de priistas que todavía se consideran críticos y que aprecian la autocrítica, aun vaya en contra de la ‘casa’.

“Somos los más fieles priistas que militamos en el PRI y estamos convencidos de que el PRI es la opción política más adecuada. El PRI regresará…”,  dijo con donaire el político y técnico de los tricolores.

Comentarios: mariohectorsilva@yahoo.com.mx

Detrás de la Nota es un sitio web de análisis, reflexión social y política, crítica, contenido diverso -con absoluta apertura a recibir sus comentarios e inquietudes y derecho de réplica-; donde convergen distintos sentires, puntos de vista y personalidades con una actitud de mostrar su propia verdadDetrás de la Nota no se hace responsable de comentarios de la audiencia,  contenidos vertidos y obras publicadas por colaboradores en nuestra plataforma; así mismo, ninguno de los anteriores refleja nuestra forma de pensar, ni afiliación política o de corriente social.

 © Copyright Detrás de la Nota 2017-2020-Todos los derechos reservados.

Coméntanos