Inicio Menu LeBarón: Gobierno de Javier, ¡culpable!: Torre Fuerte

LeBarón: Gobierno de Javier, ¡culpable!: Torre Fuerte

0
Compartir

Existe el denodado interés de los LeBarón para pedir formal y oficialmente que el gobierno de la ‘4T’ investigue al gobierno de Chihuahua por la masacre, y la petición será presentada al Fiscal General de la Republica, Alejandro Gertz Manero…

LeBarón: Gobierno de Javier, ¡culpable! /

El multicitado caso de la masacre de la familia LeBarón en Bavispe en Sonora, y cuyo epicentro sobre esa disputa de los territorios por parte de los cárteles del narcotráfico, tiene su asiento en el estado de Chihuahua, será tema crucial en la visita presidencial que hará a partir del próximo viernes 10 de enero el mandatario Andrés Manuel López Obrador al norte del país.

El caso del ataque perpetrado en contra de las mujeres y niños de la familia LeBarón, que tiene ya gente detenida y presuntamente responsable del multihomicidio en las tierras del secretario nacional de seguridad pública, Alfonso Durazo Montaño, tiene también como presuntos responsables a otros actores políticos como el gobernador panista de Chihuahua, Javier Corral Jurado y a un grupo de mandos de las policías en la entidad que por omisión y presumible protección de las organizaciones de la delincuencia, tendrían que ser procesados por parte de la Fiscalía General de la República (FGR).

Por lo pronto, nos enteramos de que en la construcción de la agenda presidencial en Ciudad Juárez, ni el gobernador Javier Corral, como tampoco el alcalde del gobierno independiente en Juárez, Armando Cabada –que serán los anfitriones de la visita presidencial-, estuvieron dispuestos a compartir el tiempo del presidente de México con Julián LeBarón.

Era un asunto que inicialmente se antojaba propicio para el encuentro entre los LeBarón y el presidente López Obrador, para abordar aquí, en la tierra que es asiento de la organización delictiva de ‘La Línea’ y del Cártel de Juárez, acérrimo enemigos de la organización de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán, el espinoso caso de la masacre.

Por lo pronto existe el denodado interés de los LeBarón para pedir formal y oficialmente que el gobierno de la ‘4T’ investigue al gobierno de Chihuahua por la masacre, y la petición será presentada al Fiscal General de la Republica, Alejandro Gertz Manero, según la información que circuló ayer en medios de comunicación  y en las redes sociales.

Julian LeBarón y varios miembros de la comunidad, creen ciegamente que hubo protección de las policías de Chihuahua a las organizaciones criminales por el solo hecho de que nadie, absolutamente nadie, ni siquiera el Fiscal General del Estado, César Augusto Peniche Espejel, ni la gente subordinada en los mandos policiacos, estuvo dispuesta ayudar en la emergencia tras el ataque al convoy en la que viajaban los integrantes de la familia en noviembre pasado en Bavispe, Sonora, en territorios que hacen frontera con Chihuahua.

“Vamos a pedir que se detenga a los responsables de esta matanza y vamos a pedir que se investigue a las autoridades de Chihuahua, porque les pedimos ayuda y nunca llegaron”, dijo LeBarón en una entrevista radiofónica a nivel nacional.

La gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich se excusó estúpidamente, y dijo que ni siquiera tenían combustible para llegar, ni por tierra, ni por aire, mientras que en Chihuahua, donde las policías conocen como la palma de su mano, los territorios, decidieron ignorar desde la Fiscalía General del Estado la petición de ayuda de la comunidad LeBarón, en un “crimen de omisión”.

Los familiares de los afectados en la masacre están pidiendo la rendición de cuentas de los funcionarios públicos que tienen la obligación de atender y prevenir los crímenes de la delincuencia organizada, y han señalado que de nada servirá que Estados Unidos catalogue como terroristas a algunos carteles mexicanos, si los ciudadanos no superan el miedo y enfrentan a los delincuentes.

El caso LeBarón ‘eclipsará’ la visita presidencial de Andrés Manuel López Obrador a Ciudad Juárez, y la atención se centra ahora en la visita que hará el mandatario estatal por el noroeste de Chihuahua y Bavispe, los territorios que están en manos de las organizaciones criminales.

El diálogo de los integrantes de la familia LeBarón con el presidente de México en Bavispe es abierta, y ha captado el interés mundial.

 

Segunda vuelta en Chihuahua y la mano de Manlio /

Confirmado el inicio del debate político en el Congreso del Estado y fuera de ese recinto, ya empezó a generar la participación y expresión de la clase política que ve con mucha ‘morbosidad’ los efectos de una posible reforma electoral que permitirá la segunda vuelta.

El trasfondo de esa iniciativa que toca tierra en Chihuahua, es la empatía y  mano del ex gobernador de Sonora, Manlio Fabio Beltrones, quien durante las elecciones de 2018, puso en perspectiva su ‘preocupación’ de que no se tenga en México la herramienta o el instrumento para que gane quien gane, dijo entonces en una entrevista al diario El País, pueda gobernar y pueda gobernar mejor.

Sabía Beltrones desde entonces que el sistema político estaba agotado, y en la nueva apuesta del expresidente nacional del PRI, vigente aun, buscaba jalar a las diferentes fuerzas políticas a una presidencia de la República “compartida” y no “dividida”.

Chihuahua es apenas el comienzo y el tema de la segunda vuelta y de un gobierno compartido no viene solo.

El diputado priísta Omar Bazánamigazo y socio de Beltrones, por cierto, y artífice de esa propuesta, confirmó ayer aquí en Juárez que el paquete contempla también las iniciativas de un gobierno de coalición, la redistritación y representación geográfica, y también la posibilidad absoluta de las alianzas entre los partidos políticos.

Todos esos aspectos le darían viabilidad y ‘vida’ a  la propuesta de la segunda vuelta, y convertirían a Chihuahua nuevamente en un estado de “avanzada” en el espectro de la política. Especialmente en un tema que por ahora solamente ha sido abordado hasta ahora en el Senado, y que tendría efecto en una elección nacional.

Se trata de una reforma electoral en Chihuahua encaminada a la sucesión, que tiene todo el viso de una salida emergente para los partidos políticos en crisis política y social, pero que ahora tienen la urgencia y el tiempo encima para poder ‘competir’ en las elecciones de 2021, lo que abonaría, a los propósitos de los dos partidos políticos que en Chihuahua y en México, históricamente han mantenido el control en el mapa político, al menos durante las últimos décadas: PRI y PAN.

Pero los tiempos son cortos. El año electoral inicia en el último tercio de 2020, lo que obligará a los diputados locales a iniciar los escarceos y debate de esos álgidos temas a partir de la próxima semana.

Por lo pronto la mesa plural para el debate en el Congreso deberá estar conformada antes del mes de mayo, y el caso de la segunda vuelta promete una gran batalla política dentro y fuera de la Torre Legislativa en la capital del estado.

Basta decir que los diputados de Morena seguro que no se quedarán con los brazos cruzados, y menos bajo la perspectiva de que esa propuesta pudiera abrir un resquicio para una sorpresiva ‘pulmonía’ que puede poner en predicamento los proyectos y planes del partido del presidente de México, no solo en Chihuahua sino en otros estados del país.

Podría cundir el “mal ejemplo” de Chihuahua, y eso indiscutiblemente que no le conviene a Morena.

Detrás, ya lo sabe, está la mano de Manlio Fabio Beltrones, dispuesto a construir un proyecto de República “compartida”, pero también a desdoblarse hacia la izquierda, aunque usted no lo crea.

 

Auditoría al Fideicomiso de Puentes Fronterizos /

Otro tema que cobrará algidez en el Congreso y que pondrá a prueba a los órganos de la Auditoría Superior del Estado (ASE) y a la Fiscalía Anticorrupción de Chihuahua, que recientemente fue presumida como una fiscalía autónoma e independiente del Poder Ejecutivo, es la investigación sobre el uso y destino de muchos millones de pesos por parte del Fideicomiso de Puentes Fronterizos (FPF).

Hay opacidad en el manejo del Fideicomiso y se exige la transparencia de las cuentas.

Ya se entregó la solicitud a la Comisión de Fiscalización del Congreso del Estado la solicitud para que se dé parte al Auditor Superior, Héctor Acosta, y se presenten los datos y toda la información que tiene que ver con el ejercicio de los recursos en obras y proyectos con todas las implicaciones del caso.

El asunto sobre las muchas dudas y la presunta irregularidad en el ejercicio financiero del FPF incluso amenaza con alcanzar al propio secretario de comunicaciones y obras públicas del estado, el exalcalde de Juárez, Gustavo Elizondo Aguilar, quien por cierto en medio de la crisis ‘temporal’ que vivió el Fideicomiso hace algunos meses -derivado de señalamientos y denuncias por opacidad y por la contratación de una empresa que se hizo cargo de los vialetones en el puente internacional Santa Fe-, fue ‘salvado’ por su amigo el gobernador Javier Corral, que lo premió otorgándole la secretaria estatal de obras públicas en Chihuahua.

Por allí dicen que de plano, y sin medir consecuencias, el gobernador puso la ‘Iglesia en manos de Lutero’, y usted estimado lector saque sus propias conclusiones.

Y como los señores diputados  no querrán cargar con los ‘pecados ajenos’, al menos no esta vez, exigen una auditoría al Fideicomiso de Puentes Federales, porque además se trata de recursos federales con las aportaciones que por concepto de peaje hacen los juarenses, y que fueron concedidos por el gobierno federal para el ejercicio de obras prioritarias en la frontera.

Ya la solicitud de la Comisión de Fiscalización fue entregada al diputado de Morena, Miguel Ángel Colunga para que este a su vez llame al titular de la Auditoría Superior del Estado.

 

Oportunismo político de Rafael Espino de la Peña /

La visita del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador a Ciudad Juárez ha desatado el interés de todos los ‘actores’ morenistas que quieren participar en las elecciones de 2021.

Especialmente de quienes buscan aparecer como ‘candidatos’ de ese partido político y que quieren la ‘bendición papal’ de AMLO.

Y uno de los que ya levantaron la mano, y de quien incluso sus seguidores, aseguran que ya tiene hasta diseñado el inicio y el cronometro de su campaña política para gobernador de Chihuahua es Rafael Espino de la Peña, que busca colarse como candidato entre los ‘favoritos’ de la perrada en Morena, y que tienen como adelantados al Senador Cruz Pérez Cuéllar y a la dupla conformada por el ‘Súperdelegado’ Juan Carlos Loera de la Rosa y la subsecretaria del Bienestar Social, Ariadna Montiel Reyes, que hará hasta lo imposible por sacar adelante al representante del gobierno federal.

Y en esa tesitura, el senador suplente y consejero independiente de Pemex, se placeará el próximo viernes en Juárez para que todos lo vean, y crean, que es el hombre favorito y el nuevo ‘Delfín’ del presidente de México en la carrera por la sucesión Chihuahua 2021.

Es decir, un personaje que pese a su influencia política y relación cercana con López Obrador, no tendría posibilidad alguna en Chihuahua porque no tiene la estructura, ni siquiera el apoyo de los democráticos consejeros del partido de Morena en el estado, para buscar la candidatura al gobierno de Chihuahua.

Sabrá Dios a que santo se acoja Don Rafael Espino, pero por lo pronto en Chihuahua y mucho menos para una competencia de ese nivel, nadie lo toma en serio.

Los aventurados agoreros de la política aseguran que incluso Rafael Espino de la Peña ya hasta negoció con la cúpula política del poder para hacer mancuerna con Juan Carlos Loera de la Rosa, a quien habría bajado como candidato perfilado, nuevamente para buscar la alcaldía de Juárez. La misma que perdió en 2016.

Esas son las ‘nuevas’ que se cuentan entre los grupos morenistas, y que ponen en perspectiva política al consejero de la empresa paraestatal Petróleos Mexicanos.

El egresado del Tecnológico de Monterrey, un hombre de hablar pausado y a medio tono, no es nada tonto. Quiere cobrarle factura al presidente de México, y canjear su puesto de ‘soldado de la 4T’ a cambio de la candidatura al gobierno de Chihuahua.

El problema mayúsculo para el exsubprocurador fiscal federal, es que no tiene equipo político propio que lo pueda llevar a las alturas de la competencia política interna en Morena. Y un dedazo del presidente de México, así nomas porque si, sería muy impropio y muy perverso en estos tiempos, ante la mirada fulgurante de los miles de morenistas que profesan la democracia en ese partido político.

Nadie cree verdaderamente que la cercana relación política le alcance a Rafael Espino con el Presidente López Obrador, al grado de comprometerlo, exponerlo y ponerlo en contra de sus propios principios.

Quizás su aparición y oportunismo en el escenario político tenga otra vertiente y hasta sea ‘jugada’ de tres bandas, pero no la de una candidatura directa al gobierno de Chihuahua. Pero si para nada.

Y si usted es de los que apuestan en política, no apueste por él. No se vaya con la finta.

 

Organizaciones le hablan ‘suave’ y al oído, al presidente /

Las organizaciones ‘protectoras’ de los tenedores de vehículos ‘chuecos’ en el país exigirán aquí al presidente Andrés Manuel López Obrador a que cumpla con el compromiso de la regularización.

Pero esta vez, el dirigente de la organización Anapromex, Fidel Villanueva cambio la estrategia y dijo que le harán una ‘suave’ petición al Ejecutivo, la cual tiene que ver con el convencimiento de que los senadores Ricardo Monreal y Ricardo Velázquez, ambos del partido de Morena, ya han hecho el trabajo en la cámara alta para posibilitar la regularización de los casi cinco millones de vehículos de procedencia extranjera que circulan ilegalmente por todo el país.

Villanueva es de los fervorosos creyentes de que el presidente de México hará el anuncio de la regularización allá por el mes de marzo, por lo que han decidido modificar la estrategia para no gritar ni exaltarse para exigir la regularización, sino solo, hablarle muy ‘suave’ al oído al presidente Andrés Manuel López Obrador.

Comentarios: [email protected]

Coméntanos