Inicio Menu Maclovio y Osbaldo, el sui géneris diálogo: Torre Fuerte

Maclovio y Osbaldo, el sui géneris diálogo: Torre Fuerte

0
Compartir

El audio subido a YouTube intitulado “pinches pasquineros enfermos”, pareció servirle también de ‘catarsis’ al laureado abogado, que antes de ser funcionario estatal, fue uno de los artífices jurídicos en el triunfo electoral del actual presidente municipal de Juárez, Armando Cabada Alvídrez…

TORRE FUERTE

*Maclovio y Osbaldo, el sui géneris diálogo

* Magistrados ‘espurios’ le hacen bola a Sotelo

*‘Emboletan’ a UACJ en Proyecto de ‘El Chamizal’

*Embarga SAT televisora ‘Duartista’

*El crimen ‘aplasta’ estrategias y mesas

 

Maclovio y Osbaldo, el sui géneris diálogo /

Sabrá Dios la causa por la que de nueva cuenta salió a circulación en las redes sociales un viejo audio de una suigéneris conversación entre el actual secretario del Ayuntamiento, Maclovio Murillo y el colega periodista de la capital, Osbaldo Salvador Ang, dueño del digita de La Opción de Chihuahua, en la que sin resquemor alguno, y audiblemente en estado inconveniente, el también consejero jurídico del gobernador Javier Corral, se lanza para despotricar en contra de los medios de comunicación.

Sucede en el momento más álgido que enfrenta el gobernador de Chihuahua, quien mantiene abiertos varios frentes de batalla política y social, especialmente en contra del rotativo de Osvaldo Rodríguez Borunda, uno de los propietarios y directivos de medios más beneficiado durante el sexenio del exgobernador César Duarte Jáquez.

El caso es que el audio subido a YouTube intitulado “pinches pasquineros enfermos”, pareció servirle también de ‘catarsis’ al laureado abogado, que antes de ser funcionario estatal, fue uno de los artífices jurídicos en el triunfo electoral del actual presidente municipal de Juárez, Armando Cabada Alvídrez, en aquella histórica victoria del verano de 2016.

“Pendejos no son ehh…”, soltó el verdadero armador de los expedientes ‘X’, quien al inicio de la administración del gobernador Corral, también amarró el proceso de los llamados ‘testigos protegidos’, relacionados con el escándalo del saqueo y presunta corrupción, encabezados por el secretario estatal de Hacienda, Jaime Ramón Herrera Corral, quien ‘cantó’ o se ‘peineteó, dirían en el argot del bajo mundo, y quien dio a conocer, paso a paso y cifra por cifra, todos los detalles de las irregularidades y la malversación de fondos por parte de varios funcionarios en el gabinete del prófugo exmandatario estatal.

Pero Maclovio Murillo no se refería al asunto del proceso de Justicia para Chihuahua del gobierno de Javier Corral, sino a los periodistas y a la encrucijada en torno a los presupuestos y al dinero que particularmente en Chihuahua entregó César Duarte a los medios de comunicación a través de contratos y prebendas en el poder:

“!Yo si sabría cómo hacer valer la charola, ehhh!…por las buenas o por las malas”, le dijo al periodista Osbaldo Salvador, en un tono, que audiblemente proyectaba a un funcionario de gobierno presumiblemente bajo el influjo del alcohol, y a una seguidilla de risas incontrolables que por varios segundos salían de su boca.

“Yo soy un pinche venadito que habita en la serranía…tú me dices no,..a que la chingada, como me valora este cabrón…”.

-Por eso. No hay contratos-, le espeta el periodista, a lo que Maclovio Murillo dice:

No le dieron a ‘El Diario’, y ahora que no se los dan, están como “pinches pasquineros enfermos, llorando por el puto chayote”…

-Pero El Diario es el Diario, y La Opción es la Opción-, le respondió Salvador por el otro lado de la línea del auricular, en defensa de su posición.

En sus argumentos el dueño del digital capitalino se deslinda de ser uno de los muchos beneficiarios del Duartismo, especialmente en torno a los millonarios presupuestos.

-No fuiste beneficiado igual, pero si fuiste beneficiado-, le dijo Murillo.

-No porque, yo tenía derecho a un contrato, como lo tengo ahora-, respondió.

-Pero Salvador, tu podrías ser “chingón”, ahorita, sin tener ningún problema, nomás que te has empecinado.

-¿Yo, o el gobernador?-. No, tú cabrón, yo te lo digo aquí entre nos, entre amigos.

“Yo no sé, cual es el pedo con él (dice refiriéndose al mandatario estatal), pero sencillamente oyes, no mames, como te atreves a estar diciendo que ‘paisa’ y que ‘paisanito’, y que la chingada, es una falta de respeto.

-No es falta de respeto-, le responde Osbaldo, a lo que de inmediato Maclovio Murillo le dice: Sí es Salbador, s í es. Tú sabes perfectamente…“Los parámetros internacionales de tolerancia los has rebasado”.

-¿Cuáles son esos parámetros?, le pregunta y suelta la risa el periodista.

-Pues son los parámetros de no faltarle el respeto a la gente. Tu puedes criticar su política, puedes criticar sus acciones, pero no puedes faltarle a su persona, al decirle, “paisa”, “paisanito’, y lo estás haciendo con un afán de chingarlo…

En fin, un audio de escasos tres minutos y cinco segundos, que describe a la perfección esa correlación y trato del flamante abogado Maclovio Murillo, y actual secretario del Ayuntamiento en el municipio de Juárez, tratando quizás, de componer el ‘mundo’ del periodista y su situación personal con el gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Un audio ‘apoteótico’, de esos de colección, diría otro buen amigo periodista.

 

Magistrados ‘espurios’ le hacen bola a Sotelo /

De que la justicia es ciega en Chihuahua, es ciega.

Los 56 jueces y magistrados que resultaron seleccionados en el proceso presuntamente ‘amañado’ y fraudulento que se le carga a la abogada Luz Estela ‘Lucha’ Castro, le hicieron ‘bola’ al consejero de la Judicatura del Poder Judicial que denunció las irregularidades y que ha solicitado la reposición del proceso de elección, Joaquín Sotelo Mesta.

Tras el sonado escándalo del proceso de elección, plagado de irregularidades, cuya selección de los jueces, se presume que fue afín a la exigencia del gobernador Javier Corral, el caso denunciado por Sotelo llegó ayer al poder judicial del estado de Chihuahua, pero la votación para reponer el proceso de elección tuvo que ser postergado por el pleno del Tribunal Superior de Justicia (TSJE), que presumiblemente buscó ganar algo de tiempo para tomar una decisión en torno a la cuestionada elección de los jueces que llegaron al poder, pero que ahora, han resultado ser ‘espurios’.

El proyecto del magistrado Marco Emiliano Anchondo Paredes, que fue leído ante el pleno, iba orientado en concordancia con lo que dispuso la jueza Décimo de Distrito, Matilde González, quien ordenó en junio de 2019 remover a los 56 jueces de primera instancia y reponer todo el procedimiento que utilizó el Consejo de la Judicatura por considerar que se violaron los principios de transparencia, certeza y legalidad en clara afectación a los derechos de unos 300 interesados que presentaron sus exámenes.

De hecho, el pleno del Tribunal desconoció el proyecto del magistrado Marco Emiliano y consideró que debe presentarse un nuevo proyecto que le fue encargado ahora al magistrado Rogelio Guzmán Holguín junto con los magistrados que se opusieron a la propuesta de Anchondo Paredes.

La mayoría de los 44 magistrados que conforman el pleno minimizaron el problema y salieron a la defensa de sus correligionarios del poder judicial, de quienes dijeron, eran quienes menos culpa tenían en la designación.

Con todo, Marco Emiliano Anchondo insistió en que había una serie de pruebas que documentaban las irregularidades, desde la convocatoria, la falta de publicación de las calificaciones, hasta el tiempo otorgado para estudiar de los prospectos antes de su examen.

A mediados de 2019, la juez Décimo de Distrito ordenó la remoción de los 56 jueces y juezas penales, civiles y familiares designados, ante la sospecha de que los resultados fueron modificados.

La verdad es que Pablo Héctor González a quien se ha señalado como responsable como presidente del TSJE, no carga los ‘trapos sucios’ de Lucha Castro, sino la suciedad del gobernador de Chihuahua, Javier Corral.

Que en la capital del estado no se hagan ‘bolas’, el bueno es el mandatario. Los ‘achichincles’ son meros títeres del poder y existen muchos. Pablo Héctor (González), Lucha (Castro) y Norma Angélica (Godínez), son apenas algunos de ellos.

 

‘Emboletan’ a UACJ en Proyecto de ‘El Chamizal’ /

En un intento por sacar adelante, a como dé lugar y por donde se pueda el Mega-Proyecto de ‘El Chamizal’, el gobernador de Chihuahua, Javier Corral decidió ‘emboletar’ a la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez y al rector Juan Ignacio Camargo Nassar.

Será la UACJ la institución responsable de supervisar el proyecto, a fin de darle viabilidad a una millonaria inversión en el parque histórico, y cuyo proyecto ha sido cuestionado por grupos de la sociedad civil, entre estos ambientalistas y deportistas.

Cuando esté listo allá por el mes de abril, lo presentará en coordinación con los gobiernos estatal y municipal, en un intento por ‘lavarle la cara’ a un proyecto que ha generado la inconformidad y el reclamo de algunos sectores y grupos de la ciudad, que han denunciado la opacidad del gobierno de Chihuahua.

Oficialmente el gobierno anunció que se pretende modernizar el parque histórico, al que se le agregarían instalaciones recreativas y equipamiento público, pero a cambio, de que el Chamizal sea literalmente ‘privatizado’, y sujeto a una transformación que implica una inversión de 2 mil millones de pesos alrededor del parque, amén de la pretensión de otros proyectos de negocios que implican la participación de intereses orientados a beneficiar a la organización de FC Bravos de Juárez.

De acuerdo con lo señalado por el gobernador, el espacio será libre y gratuito, pero lo que no dice es que el ambicioso en ‘El Chamizal’ proyecta e implica el concierto de millonarios intereses en torno al histórico pulmón de la ciudad.

En la percepción del gobernador Javier Corral, la idea conceptual del ‘Mega Parque de ‘El Chamizal’ se ha hecho a un lado, y solo se ha tomado en cuenta la ‘voz’ de “unos cuantos” que se han organizado para resistir las obras en Ciudad Juárez.

El crimen ‘aplasta’ estrategias y mesas /

Los gobiernos de Javier Corral y del alcalde independiente, Armando Cabada siguen perdiendo la batalla en contra de la inseguridad y de la delincuencia en Juárez.

Por mucho han sido rebasadas, las estrategias del Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz y también los planes de la Mesa de Seguridad.

Los poco más de 165 homicidios en los primeros 40 días de 2020, que equivalen a poco más de 4 homicidios por día, sigue exhibiendo la incompetencia del gobernador Javier Corral y de sus colaboradores en el gabinete estatal que no dan con ‘bola’ para poder solucionar la encrucijada del crimen.

El pasado lunes el mandatario se reunió con gente del Ejército, de la Guardia Nacional, con policías federales y locales, y hasta con un puñado de funcionarios administrativos de los tres órdenes de gobierno, que nada más fueron hacer bola y a pasar lista ante la presencia del gobernador, quien es el responsable de los índices de crimen y delincuencia.

Oficialmente la Fiscalía General del Estado aseguró en un comunicado que el gobernador revisó “avances” para reducir los índices de inseguridad.

El ‘jefe’ del gabinetito de Javier Corral en Juárez, Mario Dena Torres, el representante del gobierno federal, Juan Carlos Loera de la Rosa, su protegida en la administración de la Aduana, Norme Deirdré Bazán Mayagoitia y el secretario general de Gobierno, Luis Fernando Mesta Soule, entre otros de los que calentaron la silla, poco o nada aportaron a los imparables problemas de la delincuencia en Ciudad Juárez.

El gobernador sigue con su verborrea en las redes sociales: “A muy temprana hora nos reunimos con el Grupo de Coordinación para la Construcción de la Paz en #CDJuárez donde analizamos unidos, fuerzas civiles y militares, acciones y estrategias en materia de seguridad que nos permitan lograr disminuir los hechos delictivos”.

Nada sustantivo en acciones para frenar los homicidios en las calles, puro verbo el del señor gobernador…

Comentarios: [email protected]

#latorrefuerte #torrefuerte #MarioHectorSilva

Coméntanos