Inicio Internacional Repuntan los casos adicionales de coronavirus en Corea del Sur

Repuntan los casos adicionales de coronavirus en Corea del Sur

0
Compartir

Seúl, 27 de junio (Yonhap) — Los casos del nuevo coronavirus en Corea del Sur han vuelto a repuntar, este viernes, en medio de un aumento continuo de las infecciones grupales y los casos importados, ejerciendo una presión constante en los esfuerzos del país para contener una mayor propagación del virus.

El país añadió 39 casos nuevos, incluidas 27 infecciones locales, lo que elevó la cifra total de casos positivos a 12.602, según el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Corea del Sur (KCDC, según sus siglas en inglés).

La cifra supone un aumento ante los 28 casos reportados el jueves. El número de casos adicionales diarios se ha mantenido en el rango de 30 a 50 desde que alcanzó los 67 -la mayor cantidad en un mes-, el 20 de junio.

Las autoridades del país permanecen preocupadas ante los aumentos sostenidos de infecciones locales y casos importados, que podrían provocar otra ola del brote del virus en el verano. Se estima que la cifra total de casos del virus en el mundo supere los 10 millones la próxima semana.

Entre los casos de transmisión local, 19 fueron reportados en la capital densamente poblada, Seúl, y en las áreas circundantes, y 4 en Daejeon, aproximadamente a 160 kilómetros al sur de Seúl.

Yoon Tae-ho, un funcionario de alto rango del Ministerio de Salud y Bienestar Social, dijo, en una sesión informativa, que el número de casos de transmisión local se ha ralentizado un poco, pero que las infecciones grupales esporádicas se están propagando en las provincias centrales de Chungcheong del Norte y del Sur, más allá del área metropolitana de Seúl.

Al menos 12 casos han sido vinculados con una iglesia en el sur de Seúl, según el KCDC. Las autoridades sanitarias están realizando pruebas del virus sobre alrededor de 1.700 personas que tuvieron contacto con los infectados.

Once de los pacientes estuvieron ligados a contactos estrechos a través de actividades de coro de la semana pasada, o un programa de seminario de dos días, señaló el KCDC.

La directora general del KCDC, Jeong Eun-kyeong, dijo, durante una sesión informativa, que se insta a una precaución extra durante el fin de semana, ya que el virus se está propagando a través de actividades religiosas.

Los casos que están vinculados con un establecimiento de ventas puerta a puerta en Daejeon alcanzaron los 72, a fecha de este viernes al mediodía, lo cual supone un caso más que el día anterior.

Las infecciones conectadas a instalaciones deportivas en el suroeste de Seúl aumentaron en dos, elevando el total hasta los 72.

Corea del Sur ha estado atenazada por las infecciones grupales esporádicas desde que el país alivió las pautas de distanciamiento social estricto, el 6 de mayo. La mayoría de los casos nuevos fueron detectados este mes en el área metropolitana de Seúl.

Las autoridades sanitarias dijeron que la segunda ola del brote del nuevo coronavirus ya está en progreso en el área metropolitana de Seúl, advirtiendo que el país debería prepararse para una lucha prolongada contra la pandemia. La primera ola de infecciones azotó el país entre febrero y marzo.

Las autoridades sanitarias advirtieron que podrían considerar la imposición, en todo el país, de las medidas endurecidas de prevención epidemiológica, que ya se encuentran vigentes actualmente en el área metropolitana de Seúl, si la situación del virus empeora.

A partir del próximo mes, las autoridades sanitarias adoptarán un sistema de reservas para limitar el número de visitantes en las residencias y centros de cuidados para ancianos, ya que los ciudadanos de la tercera edad son más susceptibles a las infecciones del virus.

Las infecciones vinculadas a transmisiones que no pueden rastrearse representaron un 10,3 por ciento de los 600 casos adicionales reportados durante las dos últimas semanas, dijo el KCDC.

El país también está luchando para contener los casos procedentes del extranjero. Se reportaron 12 casos importados adicionales, elevando su cifra a 1.508.

Recientemente, se reportaron infecciones grupales en un buque de carga de bandera rusa, atracado en la ciudad sudoriental de Busan, la segunda ciudad más grande del país, mientras que los casos procedentes del extranjero están en constante aumento.

Al menos 17 tripulantes de dos barcos rusos dieron positivo en la prueba del COVID-19. Las autoridades sanitarias dijeron que los 163 trabajadores portuarios, operarios y otras personas que tuvieron contacto con los tripulantes infectados dieron negativo en la prueba del virus.

Asimismo, el Gobierno dijo que ha inspeccionado alrededor de 490 dormitorios para trabajadores migrantes extranjeros, ya que dichas instalaciones parecen ser un «punto ciego» en los esfuerzos de prevención epidemiológica.

Entre ellos, se descubrió que casi 170 instalaciones fracasaron en implementar rigurosamente las medidas de prevención epidemiológica, según el KCDC. Las autoridades sanitarias dijeron que, hasta ahora, 271 trabajadores extranjeros han dado positivo en el examen del virus.

Los casos importados, que una vez fueron la fuente principal del virus en el país, bajaron a un solo dígito, a principios de este mes, después de que el país endureciera, en abril, las medidas de prevención epidemiológica para las llegadas internacionales.

Sin embargo, tales casos han vuelto a repuntar en dos dígitos desde mediados de junio.

Mientras tanto, el país no reportó muertes adicionales por el virus, lo que mantuvo el total de fallecimientos en 282. La tasa de mortalidad llegó al 2,24 por ciento.

El número total de personas dadas de alta de la cuarentena después de recuperarse completamente se situó en 11.172, lo que supone un aumento de 198 en comparación con el día anterior.

El país ha realizado 1.232.315 pruebas de coronavirus desde el 3 de enero.

Coméntanos