Inicio Menu ESCENARIOS | Acaparadores y agitadores

ESCENARIOS | Acaparadores y agitadores

0
Compartir

Esta mañana, durante el ejercicio informativo conocido como “La Mañanera”, el presidente Andrés Manuel López Obrador, puso en relieve información que involucra a políticos y terratenientes tras el conflicto del agua en Chihuahua.

Conflicto que paulatinamente ha cobrado interés político en el país, y que hasta ahora sabemos se trata de afectaciones a estos monopolizadores del agua, que para proteger sus intereses, crearon una red de políticos y productores del campo a quienes han manipulado para hacer el problema cada vez mayor.

En la mañanera, abrió el director de asuntos para América del Norte, para precisar que el tratado de aguas data desde hace 75 años y que quizás sea el mejor tratado que hayamos firmado con los gringos, pues recibimos casi cinco veces más agua de la que estamos obligados a entregar.

Son 1850 millones de metros cúbicos que recibimos, contra 431 que nos obligamos a entregar, cada cinco años por cierto.

Pero no podemos dejar de pagar nuestro pacto por dos quinquenios seguidos. Cosa que ocurrió y que nos están cobrando los güeros.

Por su parte la titular de Conagua, Blanca Jiménez, exhibió al gobernador Javier Corral, pues precisa que en diversas ocasiones ha firmado compromisos para que la entrega de agua a la que se obliga Chihuahua, sea entregada sin complicaciones.

Pero ahora, parece que ha cambiado de opinión.

Y para finalizar con este tema, vino el reporte de Ricardo Mejía, sub secretario de seguridad pública, quien abrió su intervención, poniendo la ley sobre la mesa.

“El agua es un tema de seguridad nacional, y no puede perderse la rectoría de las presas, por más manifestaciones que haya”.

Y también justificó: “la presencia de la guardia nacional se sustenta en la ley; el gobernador Javier Corral sabe perfectamente sobre este tema”.

El 1 de agosto de 2020, Javier Corral Jurado firma una propuesta para los escurrimientos que tienen que ver con esta obligación.

Hasta que entraron los intereses económicos y políticos partidistas.

De entrada, acusó a un grupo de nogaleros quienes al parecer solo 8 de ellos acaparan 36 millones de metros cúbicos de agua, lo que significa 12.5% del adeudo. Al frente de este grupo de acaparadores señala a la familia Urinobarrechea (o como se escriba); y a un grupo de cebolleros, ligados con el diputado Jesús Valenciano. Este otro grupo está identificado también con actividades de tala.

Señaló también el sub secretario Mejía que este asunto involucra personajes oscuros como Carlos Cuevas Abundis, a quien se le concedió el beneficio de 60 millones de pesos para la construcción de una planta tratadora de agua.

Este personaje por cierto, se encuentra en prisión por el asesinato de dos de sus escoltas. Y vinculado al cartel del golfo, con tratos estrechos con Juan Carlos Pérez Rodríguez, alias “el placas”.

“Esto no es un movimiento espontáneo por la afectación a los campesinos de la región. Hay una red de ACAPARADORES y políticos que quieren seguir manejando el consumo del agua de las presas sólo para su beneficio.

El gobierno de México, ha cumplido con los campesinos y falta solamente el pago de 289 millones de metros cúbicos a los Estados Unidos”. Concluyó el sub secretario.

Me parece que esto es solamente el principio. ¿Cuántos más estarán involucrados en este embrollo?

Los que estén. Y los que tengan hebra con organizaciones criminales saldrán a flote tarde que temprano.

Y para cubrirse, dirán que el régimen del dictador los persigue injustamente.

Voy por un TIZCAO. Nos leemos hasta el lunes. Voy a terminar el libro del fiscal Jorge Nava.

Abur.

Coméntanos